Peter_sisseck_psi_2012

Aroma

En nariz presenta aromas a frutos del bosque, frutas rojas como grosellas o frambuesas. Sutiles notas de vainilla y especiados.

Sabor

En boca presenta mucha fruta roja como las fresas y frambuesas con un apunte especiado.

Viticultura

Elaborado con cepas de más de 30 años cultivadas en microparcelas.

Vinificación

Macerado en depósitos de cemento. Fermentación sin levaduras añadidas. La crianza se realiza en depósitos de cemento, en tinas de roble y en barricas de roble francés que anteriomente han pasado Pingus y Flor de Pingus. La barrica no predomina en este vino, únicamente ayuda a refinarlo durante la crianza. PSI no es filtrado ni clarificado.

Estamos muy acostumbrados a oír el término Denominación de Origen. A veces hablamos también de Vinos de Pago o Vinos de Calidad. ¿Pero que significan realmente estas denominaciones? ¿Qué implicaciones tienen en la procedencia o elaboración de un vino?
En España, existen 5 denominaciones oficiales para calificar la calidad y procedencia de un vino: Vinos de Pago, Denominación de Origen, Vinos de Calidad, Vinos de la Tierra y Vinos de Mesa.

Empezamos por los Vinos de Pago. Vino de Pago es la distinción máxima que puede obtener un vino en España, una indicación geográfica que significa que un vino está elaborado únicamente con uvas procedentes de un terruño específico, con unas características tanto climáticas como de suelo muy diferenciadas respecto a otras zonas de su entorno. Es una distinción que pretende destacar la personalidad de un terroir concreto y su reflejo en el vino.
Toda la uva utilizada para la elaboración de un Vino de Pago tiene que proceder obligatoriamente de dicho Pago, y el vino procedente de un Pago tiene que criarse y almacenarse separado de otros vinos que pudiera elaborar la bodega y la procedencia fuese diferente a ese mismo Pago.
En la actualidad, en España existen 14 bodegas con la calificación Vino de Pago. Entre las más conocidas están Dominio de Valdepusa, Pago Florentino o El Terrerazo.

En el segundo escalón en cuanto a certificación de procedencia de un vino encontramos las conocidas Denominaciones de Origen. Una D.O. es un tipo de indicación geográfica que certifica que la uva procede de un área en concreto y la elaboración del vino se adapta a una reglamentación marcada por el Consejo Regulador.
En España existen en la actualidad 69 Denominaciones de Origen, entre las que destacan las más conocidas Ribera del Duero, Rueda, Bierzo, Toro, Rías Baixas o Jerez.
Quizás alguien encuentre a faltar entre estas denominaciones dos de las más conocidas entre las DOs españolas: Rioja y Priorat. Bien, es que aunque son Denominaciones de Origen, técnicamente cuentan con un una calificación un poco superior: Denominación de Origen Calificada. Podemos decir que la diferencia entre una D.O. y una D.O. Calificada es que la Calificada tiene que destinar toda la producción de su uva a la elaboración de vino embotellado, mientras que una D.O. puede destinar parte de la uva a la elaboración de vino a granel. Además, una D.O. Calificada tiene que delimitar los terrenos, por municipios, que pueden producir uva para la elaboración de vinos bajo la D.O.Ca.

Tras las Denominaciones de Origen encontramos la distinción Vinos de Calidad, una distinción geográfica que ampara a vinos elaborados en un lugar determinado con uvas procedentes de ese mismo lugar. Son zonas que aspiran a convertirse en Denominaciones de Origen. En la actualidad hay 7 zonas que cuentan con esta distinción: Cangas, Islas Canarias o Granada entre ellas.

En el siguiente escalón estarían los Vinos de la Tierra, una indicación geográfica que agrupa los vinos elaborados en una región determinada sin seguir una normativa tan exigente como en una Denominación de Origen.

Y por último estarían los Vinos de Mesa, utilizado para designar a aquellos vinos que no proceden de ninguna indicación geográfica.

mapa-winesfromspain